Mi libreta personalizada en la prepa

por | Oct 15, 2019 | Books | 0 Comentarios

En mi prepa tenia un “team” de amigas al cual quise mucho y con quienes me la pasé toda esta etapa.

Nuestros días eran algo así: Todas nos íbamos a desayunar birria con el taquero guapo que nos gustaba a chismear y hacer nuestras tareas, de ahí nos entrabamos a nuestras clases en salones separados y nos volvíamos a juntar para irnos al zócalo o al parque a platicar, jugar uno y hasta conseguir ligue, de ahí comíamos en mi casa, se iban a la suya y nos veíamos hasta el día siguiente.

Una era chaparrita, nunca entraba a clases, traía más maquillaje y alcohol en su mochila que útiles, era nuestra ídolo por ser parte del colectivo de adelitas en nuestra escuela (un grupo feminista en contra de el abuso de poder y las agresiones y sexualizaciones que sufríamos en una escuela publica donde las quejas nunca son escuchadas); la otra era hija de un policía, le gustaba pelear con la gente, tenia novio mas pequeño que ella, siempre se ponía intensa cuando tomaba y mala copa, además siempre pasaba las materias sin hacer nada (nunca supe como lo hacía); la tercera tenía unos chinos muy lindos, era de esas flaquitas bonitas, , se la pasaba comiendo tacos de lo que fuera y gritando sin darle pena (es lo que mas adoraba, su manera de ser y que no se avergonzara de esta); por ultimo estaba una niña que le gustaban más grande que ella, era un amor de persona, siempre ayudaba a todos, era la mas tierna y cuando tomaba hablaba como ranchera y se ponía a contar en francés (era demasiado divertido verla hacer eso).

Imprenta CDMX

Nunca me cansare de contar las historias y los recuerdos que vivimos juntas; sobre todo un san Valentín; llegamos todas temprano y nos dimos nuestros intercambios de regalos, yo les di unas libretas personalizadas pequeñitas para tomar notas con el nombre por el que nos hacíamos llamar en cada hoja y en la pasta el nombre de cada una, en el interior de la pasta traían nuestras fotos, quedaron tan bonitas y no me salió nada caro hacerlas; creo que ha sido de los mejores regalos que he dado, yo también me quede con varias para mí porque en verdad se veían muy lindas y para alguien de prepa y sobre todo que era la llamada “niña de los plumones” estaban padres; después nos arreglamos, ya saben, el maquillaje, el peinado y todo bien “Tumblr” según nosotras y salimos a tomarnos fotos para Instagram; en la noche salimos a una fiesta y nos quedamos todas a dormir en mi casa. Fue de los días mas bonitos que tengo como recuerdo en mi prepa y no lo cambiaría por nada.

Todavía nos seguimos viendo de vez en cuando y eso que ya estamos en la universidad, seguimos saliendo a comer y una a la que le gusta escribir poesía todavía guarda la libreta que le di para anotar alguna idea que se le viene a la cabeza y no olvidarla; hacer amigas en la prepa y seguirlas viendo después es lo mas maravilloso, se vuelven tus hermanas, tus compañeras de vida.